fbpx
Tendencias 2020 | Tratamientos de belleza emocional

COSMOBEAUTY BOLIVIA

enero 30, 2020

Cada año surgen nuevas tendencias o evolucionan las que ya teníamos asimiladas, aportando nuevas aplicaciones y matices, que vienen para garantizar unos mejores resultados a todos los niveles. Éste es el caso de la ‘belleza emocional‘. Como bien dice su nombre esta tendencia viene de la mano del bienestar y de las sensaciones, así como de la necesidad de crear experiencias que aúnen belleza física con un refuerzo de la autoestima, así como con el aporte de emociones positivas y relajantes.

Pero, ¿cómo proporcionar a tus clientes esta experiencia de bienestar total? La clave para hacerlos verse y sentirse bien se asienta sobre dos pilares muy importantes: la selección de productos naturales, que cumplan una función terapéutica y cosmética, y la habilidad de tu personal para entender qué necesitan los clientes, ayudarles a relajarse y hacerles experimentar sensaciones placenteras.

Tú mismo sabrás lo que influye el estado de ánimo en la forma en que nos vemos y viceversa. A veces, nos levantamos de mal humor y nos vemos mal en el espejo; después, otro día nos vestimos, peinamos o maquillamos de determinada manera y nos vemos más guapos que nunca y nuestra autoestima, amor propio y confianza en nosotros mismosestá por las nubes. De la misma manera, el día que estamos tranquilos y relajados todo parece estar bien, nos vemos bien y somos más sociables.

Sabiendo todo esto de entrada, seguro que quieres comenzar a poner en marcha esta nueva tendencia y aplicarla en tu negocio de estética, belleza, bienestar, peluquería o barbería. ¡Te encanta que los clientes salgan de tu centro con una sonrisa, satisfechos y relajados! Incluir esta idea te ayudará a mejorar la experiencia que les ofreces y a atraer a más clientela interesada en probar tus tratamientos y productos de belleza emocional. Si quieres saber más, ¡toma nota de estas 5 ideas!

Tendencias 2020 | Tratamientos de belleza emocional

1. Crea una experiencia única: despierta sensaciones en tus clientes a través del olor y el tacto.

La clave para proporcionar bienestar a tus clientes es cuidar cada detalle de la experiencia que les ofreces. Está comprobado: los olores son capaces de despertar en nosotros recuerdos y emociones, que en otro momento o entorno no sentiríamos. Ya desde hace algún tiempo, algunos centros incluyeron la aromaterapia (uso de velas, aceites esenciales y difusores de fragancia) o la cromaterapia (uso de luces de colores de diversa intensidad) para crear un ambiente perfecto para acompañar a los tratamientos y despertar en los clientes las sensaciones adecuadas.

Ahora con esta tendencia, se pretende ir un paso más allá y que los aromas procedan de los propios productos naturales y las sensaciones de su propia aplicación. Olor y tacto se unen a los efectos terapéuticos y cosméticos, en un masaje, en un tratamiento corporal o facial, así como en un lavado de cabello para proporcionar al cliente el bienestar y relajación que busca.

Si quieres añadirlos a tu lista de servicios, crea una familia de tratamientos y productos especiales de belleza emocional en tu tarifa y úsala para distinguirte, reforzar tu marca y despertar el interés de tu público objetivo y clientes.

2. La selección de productos, clave para ofrecer tratamientos de belleza emocional.

Los productos de cosmética facial, corporal o capilar no sólo tienen el propósito de ofrecer efectos satisfactorios al cliente (limpieza, hidratación o luminosidad), sino también de transmitir emociones y de influir en el estado de ánimo. Desde un delicado olor a flores frescas, hasta el embriagador y dulzón olor a chocolate, caramelo o café, pasando por los clásicos productos naturales con té verde, romero y otras hierbas aromáticas (lavanda, espliego, menta, etc), aceite de oliva, almendra o rosa de mosqueta, jengibre o limón.

Estos olores pueden venir en un champú, tónico, loción, envoltura, mascarilla o aceite de masaje y al ser aplicados, con un suave masaje o a toquecitos, son capaces de sumir al cliente en un estado de relajación y bienestar total, o bien, pueden ser usados para activar al cliente y llenarlo de energía y vitalidad. Si además, estos productos son naturales, veganos y Cruelty Free, la conciencia se relaja y se tiende a estar más en paz con la naturaleza y con uno mismo.

El cliente millennial está muy concienciado con el uso de cosmética natural y respetuosa con el medio ambiente y la biodiversidad, así que éste puede ser uno de tus perfiles de cliente ideales a atraer, ¿no crees?

3. Escucha, observa y conoce a tus clientes para saber a quién le interesan más este tipo de tratamientos.

A esta corriente o tendencia de belleza emocional, pensada para mejorar la satisfacción de los clientes y para hacerlos sentir más felices y relajados, se están sumando personas con un nivel de estrés alto, que desean desconectar, ceder el control y relajarse mientras están en la peluquería o cuidando su piel. A parte de verse mejor, quieren recuperar el equilibrio y sentirse bien consigo mismos, tanto desde el punto de vista de la relajación como de la autoestima.

Uno de esos perfiles de cliente ideal pueden ser las mujeres entre 30 y 50 años, que viven en ciudades y que suelen acudir a tu centro en busca de un poco de relax y de un momento para si mismas. Si bien, éste es el perfil más generalizado, cada vez son más los hombres los que se suman a este grupo.

Una vez los tengas en tu centro, sólo tendrás que escucharlos, observar cómo reaccionar a tus tratamientos y aprovechar para asesorarlos, tener un detalle con ellos y recomendarles  los mejores tratamientos que podrían probar para sentirse bien por dentro y por fuera.

4. Diseña packs de tratamiento que procuren el bienestar total del cliente.

Para ello, podrás combinar distintos servicios y el uso de productos adecuados, de acuerdo con el objetivo de cada tratamiento. Crea packs de servicios y conviértelos en rituales de belleza y bienestar, que conquisten a los clientes y les ofrezcan una experiencia completa de cuidado.

Por ejemplo, podrás crear 4 o 5 packs especiales, enfocados a distintas emociones o momentos, compuestos por servicios que te permitan usar los productos adecuados. Por ejemplo:

  • Ritual ‘Relájate y libérate del estrés’, con aromas de herbales.
  • Ritual ‘Bella, fresca y luminosa como una rosa’, inspirado en el aroma floral.
  • Ritual ‘Actívate y recarga pilas’, con olores cítricos y café.
  • Ritual ‘Romántico para dos’ (perfecto para San Valentín).
  • Ritual ‘Recuerdos de infancia’, con olores suaves, dulces y hogareños.

Una vez los tengas listos y probados, ponlos en tu lista de servicios y anúncialos en tus redes sociales y por email marketing a tus clientes. Para ello, podrás crear una acción global para darlos a conocer a toda clientela, y después, realizar una campaña con otras acciones segmentadas, en las que recomendar estos packs a distintos perfiles de cliente el ritual que mejor encajaría con sus necesidades y gustos. 

5. Analiza el impacto de la aplicación de esta tendencia en la rentabilidad de tu negocio de belleza, peluquería o bienestar.

Pasado un tiempo de la aplicación de esta nueva tendencia y de la realización de estos tratamientos, ya tendrás mucha información sobre la respuesta de tus clientes. Habrás recopilado comentarios sobre su reacción, podrás ver quién los tiene en su historial y evaluar tus informes de marketing y ventas para poder saber si te resulta rentable ofrecerlos.

Como toda tendencia, al principio estará muy de moda y atraerá a muchos nuevos clientes interesados en probar la novedad, pero con el tiempo, su consumo irá bajando y estabilizándose. Ese será el momento adecuado para analizar si merece la pena ofrecerlos y mantenerlos en tu carta de servicios: una vez pasada la moda. Si han conseguido aportar un valor real a los clientes, podrás ir adaptándolos y haciéndolos evolucionar de acuerdo con sus necesidades en cada época del año.


Post relacionados:

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *